Cuidado con tu salud bucodental en Navidad

La Navidad es época de reuniones familiares y sociales en la que las comilonas, los dulces y las bebidas están presentes en un periodo muy seguido de tiempo. Estas reuniones provocan, no solo que descuidemos la salud bucodental, sino que también aumentemos la ingesta de alimentos que pueden dañar nuestra salud dental en el futuro.

Este mes queremos aconsejarte sobre buenas prácticas para evitar que tus dientes sufran las consecuencias de estas fechas.

  1. Controlar la ingesta de dulces. Es difícil privarse de los mantecados y bombones y en estas fechas, pero consumirlos a diario y en grandes cantidades puede perjudicar al esmalte dental. Recuerda que los azúcares son el peor enemigo para tu boca. Para contrarrestar este efecto, aumenta el consumo de productos con calcio, ya que beneficia el esmalte haciéndolo más resistente.
  2. Lleva un set de cepillado de viaje en el bolso o en la mochila. En estas fechas las comidas fuera de casa pueden hacer que descuides la higiene dental, si no es posible cargar con esto, al menos, intenta masticar chicle después de cada comida y cepilla los dientes antes de acostarte, no saltar este cepillado es muy importante para no acumular bacterias en la boca durante toda la noche. La alteración de la rutina de higiene puede alterar la flora bacteriana y acarrear consecuencias en un futuro.
  3. La ingesta de bebidas ácidas como refrescos, cerveza, vino o zumos poco naturales son enemigos del esmalte dental. Aumentan la sensibilidad dental, la aparición de caries y pueden empeorar los problemas que ya existan en tu boca.
  4. También el café o el chocolate negro provoca que tus dientes se manchen y dañan gravemente el esmalte.
  5. Cuidado al morder alimentos duros como el turrón, tus dientes pueden fracturarse si están debilitados, o tu empastes, carillas y coronas pueden acabar destrozados. Para ello, intenta morder siempre con las muelas porque los incisivos pueden agrietarse o incluso romperse. Si usas ortodoncia, deberás tener aún más precaución ya que los brackets podrían despegarse o dañarse.
  6. No olvides cepillar tu lengua y el paladar, en la boca no solo habitan los dientes, también estos elementos que no suelen entrar en el cepillado diario y que es importante no olvidar. Además, es imprescindible limpiar bien todas las zonas, porque la acumulación de bacterias en estos rincones puede provocar halitosis e incluso infecciones. Usa también el hilo dental para hacer una limpieza interdental.

Sobre todo, aprovecha los días libres para acudir al dentista y solucionar los problemas o revisar tu boca. Disfrutarás mejor las fiestas si tu boca está sana. Si es tu caso, también puedes regalar a tus familiares y amigos un blanqueamiento dental o una limpieza, regalar salud es uno de los mejores recuerdos que se llevarán.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
1 + 14 =